Tips para mantener nuestro hogar durante el invierno

Tips para mantener nuestro hogar durante el invierno

Mantener nuestro hogar en invierno no es una tarea menor. Las bajas temperaturas, la humedad, las lluvias, y la falta de ventilación nos exigen tomar ciertas precauciones para cuidar de mejor manera a nuestra familia.

A continuación, te entregamos algunas recomendaciones relacionadas con ahorro energético e higiene en invierno que nos permitirán mantener nuestra calidad de vida durante el invierno.

 

Calefacción eficiente

Independiente del tipo de calefacción utilizada, se puede ahorrar importantes sumas de dinero si los equipos cuentan con el mantenimiento adecuado o reemplazándolos cuando se tornen ineficientes. Además, combinando un sistema de calefacción óptimo y un buen trabajo de aislamiento, se puede reducir sustantivamente el uso de la energía en el hogar. Algunos tips para tener una calefacción eficiente:

- Aprovechar la luz natural, ya que produce ahorro en iluminación y una fuente de calor gratis debido al calor.

- Instalar colectores solares para apoyar el calefón o caldera para agua caliente. Con este método es posible ahorrar hasta un 60% de la energía consumida.

- Ajustar la calefacción central a una temperatura permanente de 20°C.

En cuanto a la aislación, es importante tener en cuenta algunas recomendaciones que nos permitirán ahorrar dinero y ser más amigables con el medio ambiente: el doble cristal es una excelente alternativa, lo mismo colocar cortinas espesas y pesadas para conservar el calor dentro de la casa. Por otro lado, se aconseja el uso de alfombras para aislar los suelos del frío.

 

El cuidado de las instalaciones

- Calefón: si se tiene este aparato instalado en el exterior, éste debe ser protegido por una caseta para evitar que la lluvia o el viento afecte su funcionamiento. Si este artefacto está al interior del hogar, es vital que sea instalado donde exista ventilación.

- Gas: en caso de sentir olor a gas, lo primero que se debe hacer es cerrar las llaves de gas y abrir puertas y ventanas. No hay que encender las luces. Posteriormente se debe llamar a bomberos.

- Revisión: antes de ocupar cualquier equipo (estufa, calefactores, calientacamas etc.), lo primero es revisar su estado. Muchas veces estos aparatos presentan fallas de un año a otro.

- Combustible: nunca olvidar que la carga de parafina se debe realizar en el exterior del hogar y con la estufa apagada. Además, hay que esperar cerca de unos 10 minutos para entrar la estufa a la casa, para así evitar los contaminantes de los primeros gases iniciales que emanan del aparato.

 

Adicionalmente, es importante:

- Limpiar canaletas, arreglar filtraciones y goteras.

- Evitar secar ropa dentro de la vivienda, pues aumenta la humedad del ambiente.

- Ubicar las estufas en un lugar seguro y estable, alejado de cortinas, ropa y cubrecamas.

- Utilizar cocina a gas, ya que consume un 73% menos de energía que la eléctrica. Además, cuando se prenda el extractor de aire de la cocina, usarlo lo justo y necesario, ya que también puede remover el aire caliente del hogar.

- Elegir ampolletas eficientes en vez de las convencionales, ya que pueden durar hasta 10 veces más y utilizan 5 veces menos energía. Una norma muy básica es apagar la luz en habitaciones donde no se esté usando.

- Lo mejor para enchufar electrodomésticos es usar una zapatilla o alargador con interruptor incluido, para que cuando no lo esté usando lo pueda apagar. Recuerda que los aparatos con luz piloto, aunque no estén encendidos, siguen consumiendo energía.

Comentarios