5 tips para manejar de manera eficiente tu tiempo

5 tips para manejar de manera eficiente tu tiempo

La forma en que entendemos el tiempo disponible depende de cada persona y suele diferir según la actividad que estamos desarrollando e incluso del estado de ánimo. 

Por lo mismo, la experiencia es muy variable. Si hemos estado muy ocupados o contentos parece que el tiempo va más deprisa; por el contrario, cuando nos sentimos aburridos o estamos esperando un hecho con muchas ansias tenemos la sensación de que el tiempo apenas avanza.

Por esta razón, el reloj nos ayuda a medir nuestro tiempo y dejar de lado la subjetividad. Ahora bien, administrarlo con eficacia y eficiencia se relaciona con poder realizar nuestras tareas y manejar nuestros recursos personales de la mejor manera posible. Lograr una adecuada administración del tiempo, te ayudará también a disminuir el estrés y tener más tiempo para ti y tus seres queridos, lo cual es lo fundamental de la vida.

A continuación te entregamos 5 tips para facilitarte esta tarea:

1. Analiza tus tareas y prioriza las importantes sobre las no importantes ni urgentes:

Para esto, crea una matriz de doble entrada en la que se formen cuatro cuadrantes. El primero es lo importante y urgente (es relevante por su sentido a largo plazo y además se debe hacer pronto), al lado de éste lo importante y no urgente (es relevante por su sentido a largo plazo, pero no debe estar listo pronto). Bajo estos situamos lo que llamamos “robatiempos”, que corresponden a aquellos items no importantes y urgentes (interrupciones, reuniones no planificadas, imprevistos, que nos distraen de las actividades importantes) y los no urgentes ni importantes (ocio, trivialidades, actividades de evasión).

 

2. Revisa periódicamente tus objetivos:

Tener los objetivos claros te ayudará a priorizar mejor tus tareas y, por ende, a administrar mejor tu tiempo.

 

3. Evalúa la relación entre el tiempo y la tarea:

Una forma es plantearse tareas y establecer alarmas cada media hora para analizar el tiempo invertido en estas y el tiempo que se les ha dedicado a las distracciones que nos alejan de estas tareas. Una vez que uno se hace consciente se pude planificar de mejor manera.

 

4. Fíjate metas realistas y específicas para cada día:

Lo ideal es planificar las tareas el día anterior, esto no solo te permitirá partir el día con orden, sino que también dormir mejor. Lo importante es que seas realista en lo que puedes alcanzar en el tiempo disponible. La perfección no existe, no la busques, preocúpate de dar lo mejor de ti.

 

5. Prepárate para los obstáculos:

En tu planificación, destina entre un 10% y 15% del tiempo a imprevistos. Tenerlos en cuenta te ayudará a resolverlos oportunamente sin caer en el estrés de que “el tiempo no alcanza” y terminar desviándote de las metas planteadas para el día. 

Comentarios