Conoce más sobre el Proyecto de Ley de Sala Cuna Universal

Conoce_más_sobre_el_Proyecto_de_Ley_de_Sala_Cuna_Universal

Actualmente, las empresas que cuentan con más de 20 mujeres en su planilla contractual deben entregar la posibilidad a sus trabajadoras que tengan hijos menores de dos años de optar a una sala cuna anexa al local de trabajo, en donde las mujeres puedan dar alimento a sus hijos y dejarlos mientras realizan sus respectivas labores. Dicho convenio deberá ser realizado por el empleador con un recinto autorizado por la Junta Nacional de Jardines Infantiles (Junji).

Lo que se busca con el proyecto de ley de Sala Cuna Universal es que todas las mujeres cotizantes, trabajadoras dependientes o no, que tengan bajo su custodia a hijos menores de dos años, puedan contar con el derecho al cuidado de sus hijos sin la necesidad de que su empleador se los provea, y sin la base actual de 20 mujeres contratadas para que este beneficio se haga efectivo. Esta posibilidad también se extenderá a los padres o familiares que tengan el cuidado personal de los menores.

 

Financiamiento

El derecho a sala cuna que deben otorgar los empleadores, actualmente se financia mediante negociaciones al interior de cada empresa. Solo las firmas que cumplen con los requisitos antes mencionados deben entregar por ley la posibilidad que este sea efectuado. Por su parte, el Gobierno —mediante el Ministerio del Trabajo y Ministerio de la Mujer— propone que el financiamiento de la sala cuna universal sea sacado de un Fondo Solidario Universal, el cual será compuesto tras el cargo del 0,1% del sueldo de todos los trabajadores, el que podrá aumentar con un tope de hasta 0,4%, siempre y cuando este sea necesario.

En cuanto al monto, se otorgará un máximo de $245.000 por niño para matrícula y mensualidad. Si la sala cuna escogida tiene un valor mensual menor al monto entregado, el adulto a cargo no se quedará con el excedente, sino que la diferencia será entregada directamente por la entidad administradora del fondo al establecimiento. Si el recinto tiene un costo mayor, el tutor deberá pagar la diferencia.

 

¿Cómo se materializa?

El derecho a sala cuna actual se debe activar mediante el empleador, el cual podrá ser entregado mediante tres alternativas. La primera de estas es creando y manteniendo una sala cuna anexa e independiente de los lugares de trabajo. El segundo es construyendo o habilitando y manteniendo servicios comunes de sala cuna con otros establecimientos de la misma área geográfica. Y por último, pagando directamente los gastos de sala cuna al establecimiento que haya designado el empleador para que la trabajadora lleve a sus hijos menores de dos años.

El proyecto contempla una solicitud que deberá ser elevada a la entidad estatal administradora de estos recintos, demostrando la condición de madre, padre o adulto a cargo de un menor de dos años, y que cuenta con al menos seis cotizaciones previsionales.

 

Empleo femenino

Una de las metas de este proyecto de ley es disminuir los índices de desocupación femenina. De hecho, un informe elaborado por el Ministerio Secretaría General de la Presidencia indicó que el 37,4% de las mujeres que no estudian ni trabajan reportan como principal razón para esta situación el cuidado de sus niños. Además el gobierno proyecta que la sala cuna universal reduciría la pobreza de un 8,6% a un 4,4%.

Entre los objetivos de la iniciativa se encuentran: terminar con la discriminación histórica contra de las mujeres, disminuir los costos asociados a la contratación femenina, y garantizar el derecho de sala cuna para todos los niños y entregar tranquilidad a los padres y madres trabajadores. Por lo tanto, se pretende mejorar la calidad de vida de las colaboradores, al permitirles trabajar aunque tengan hijos, además de dejarlos en salas cuna reconocidas por el Ministerio.

Comentarios