Consejos saludables para niños en vacaciones

 Consejos saludables para niños en vacaciones

Aprovechar de cocinar con los más pequeños, jugar en plazas y parques y respetar los horarios son algunas de las recomendaciones que Sodexo Servicios de Beneficios e Incentivos te entrega para cuidar y entretener a los niños durante estas vacaciones.

Sin duda el verano es sinónimo de descanso y relajo y eso mismo nos hace modificar nuestros hábitos alimenticios. No es raro que a veces comamos más de la cuenta, no respetemos los horarios de alimentación y le demos a nuestros niños más dulces y golosinas de las adecuadas.

Por esto, Sodexo Servicios de Beneficios e Incentivos te entra algunos consejos para que los más pequeños mantengan una dieta equilibrada:

1. Familiarizar a nuestros niños con verduras como las betarragas, zanahorias y acelgas, las que son muy beneficiosas por su alto contenido de Vitamina A y Tiamina; elementos esenciales para el crecimiento normal y, en el caso de la Tiamina, para el buen funcionamiento del sistema nervioso.

2. No ofrecerles alimentos ni dulces como premios o como entretención. “Durante las vacaciones muchas veces los niños confunden el hambre con el aburrimiento, llevándolos a consumir calorías que son innecesarias”, señala Paulina Hernández, nutricionista y jefa del Programa Vivir Bien de Sodexo Servicios de Beneficios e Incentivos.

3. Aprovechar las vacaciones y el tiempo para cocinar con los más pequeños preparaciones entretenidas y saludables como ensaladas de frutas, helados naturales, brochetas de frutas, etc.

4. Utilizar plazas y parques, cuando la temperatura es más agradable, para hacer picnics saludables con frutas, sándwiches con verduras y jugos naturales. “Un picnic es una excelente instancia para motivar a los niños a que jueguen al aire libre y hagan algo de deporte”, explica Hernández.

5. Durante el verano los horarios suelen ser más flexibles, pero es recomendable respetar el horario de las comidas y que el tiempo entre éstas no supere las 4 horas.

6. Procurar que consuman 5 porciones entre frutas y verduras al día. Esto resulta fundamental por el aporte de fibra que permite saciar el apetito y potenciar un óptimo funcionamiento del intestino. Además, su riqueza en antioxidantes naturales protege la salud de nuestros hijos.

7. Consumir al menos 2 litros de agua diariamente. Evitar que nuestros niños tomen refrescos azucarados como néctares o bebidas.

8. El almuerzo debe incorporar una porción del tamaño de la palma de la mano de un niño de proteína (vacuno, ave, pescado), acompañada por vegetales y cuidando las cantidades de carbohidratos (arroz, fideos, papas, puré, habas, arvejas, choclo, etc.). Para el postre, sin duda, la fruta nunca debe faltar en la mesa de verano.

9. La cena debe ser temprano y liviana. Los niños no deben acostarse inmediatamente después de comer.

10. Como colación saludable, ya sea a media mañana o a media tarde, opta por leche descremada, yogur descremado, leche cultivada, helados dietéticos o de fruta, 1 trozo mediano de quesillo, huevo, frutas o jugos de fruta sin azúcar.

Estos consejos nos servirán para no lamentarnos cuando terminen las vacaciones. Es importante que en estas fechas incentivemos a nuestros hijos a consumir frutas y verduras aprovechando que nuestro organismo agradece este tipo de alimentos con las altas temperaturas del verano.

Comentarios