Cómo perder los kilos de más del verano y mantenerse durante el año

Cómo perder los kilos de más del verano y mantenerse durante el año

Salirse de la dieta durante las vacaciones es algo más común de lo que pensamos. Entre los helados, asados y las infinidades de cosas que comemos, es imposible no subir unos kilos. ¿Quieres saber cómo recuperar tu peso ideal sin sufrir en el intento?

Los viajes, las idas a la playa, las salidas con amigos y almuerzos familiares muchas veces son sinónimo de reuniones en torno a la comida, lo que tarde o temprano se ve reflejado en la balanza. Con el término de las vacaciones es posible que muchos se arrepientan de todo lo comido durante el verano y cometan el gran error de hacer una dieta restrictiva que apenas dura un par de semanas.

“Hay que olvidarse de las dietas tan drásticas, porque al final suelen traer consigo el efecto rebote. Lo mejor es retomar la rutina laboral adquiriendo pequeños hábitos saludables que harán que recuperar la línea sea más fácil y eficaz”, comenta Paulina Hernández, nutricionista y jefa del programa 'Vivir Bien' de Sodexo Servicios de Beneficios e Incentivos.

En promedio, una persona puede llegar a subir entre 5 y 7 kilos en dos meses durante las vacaciones, ya que en verano se suele comer a deshora, se prefieren alimentos altos en azúcares y grasas, y se consume una mayor cantidad de alcohol. Para disminuir estos kilos demás es necesario incorporar nuevos hábitos saludables a nuestra vida y mantenerlos durante todo el año.

Sigue los consejos de Sodexo Servicios de Beneficios e Incentivos para volver a tener una vida sana:

1. Olvídate de las dietas restrictivas:

Adelgazar debe verse como un proceso, no como una pérdida de peso puntual. Para esto, lo principal es comenzar un estilo de vida en el que la alimentación sea más equilibrada, para garantizar una transformación saludable y evitar el efecto rebote.

2. Planifica tus comidas:

Volver al trabajo puede generar estrés y esto puede influir directamente en tu alimentación. Para combatir eso, lo mejor es planificar menús semanales, de esta forma será más difícil salirse de la dieta. Recuerda que lo ideal es tener cinco comidas al día, para así saciar tu apetito y evitar comer a deshora.

3. Realiza actividad física:

Al volver de vacaciones es recomendable realizar 30 minutos de actividad física diaria. Puedes realizar algún deporte o simplemente dar un paseo en el parque. Además de ayudarte a perder peso, combate el estrés y el síndrome post vacaciones.

4. Anota lo que comes:

Escribe cada alimento que consumas durante una semana y de esta manera te darás cuenta de los alimentos que comes en mayor o menor cantidad, y de cuáles podrían estar haciéndote mal. De esta forma, es más fácil tomar conciencia de lo que comes y cómo mejorar tu alimentación.

5. Come alimentos saludables:

Incluye en tu dieta alimentos naturales, como verduras, frutas, carnes magras, pescado, legumbres y frutos secos, y elimina aquellos que son ricos en azúcares y grasas. En cuanto a los líquidos, hay que dejar de lado las bebidas azucaradas y alcohólicas, y consumir diariamente 8 vasos de agua.

 

A la hora de adquirir nuevas rutinas saludables y planificar un régimen alimenticio, las características de éste varían de acuerdo a cada persona. Por eso, es recomendable consultar a un profesional que pueda orientarte e indicarte cuál es el plan que mejor se adecúa a tus necesidades y organismo. “Lo más importante no es ‘estar delgado’, sino que tener una vida sana y mantenerla en el tiempo”, concluye la nutricionista Paulina Hernández.

Comentarios