¿Cómo desarrollar nuestro talento?

¿Cómo desarrollar nuestro talento?

Sabemos que el talento por sí solo no es suficiente, existen una serie de variables necesarias para sacarle el máximo provecho. A continuación te entregamos algunos consejos para desarrollarlo eficientemente.

El talento se define como la capacidad intelectual o aptitud que tiene una persona para aprender las cosas con facilidad o para desarrollar con mucha habilidad una actividad. Muchas personas tienen talentos y no saben cómo usarlo o desarrollarlo. Por ello, te entregamos algunos consejos:

Motivación:

La primera clave para descubrir cuál es nuestro talento es pensar en aquello que nos apasiona. Es importante reflexionar sobre si lo que se quiere alcanzar es algo que realmente nos enamora y divierte. Richard Branson, creador del emporio Virgin, afirma que su principal lema empresarial es “¡Venga, vamos a divertirnos!”.

Pero el desafío se vuelve aún más complejo cuando no sabemos qué nos motiva y solemos creer que la estimulación viene de afuera. Sin embargo, es importante entender que la motivación nace de nosotros mismos. Como decía Walt Disney, “el secreto de la motivación personal se puede resumir en las cuatro C: curiosidad, confianza, coraje y constancia”.

Saber cómo:

La gestión de talento requiere de conocimiento. Para mejorar en algo es recomendable invertir tiempo en estudiarlo, practicarlo o mantener contacto con personas que ya sepan hacerlo. Si la motivación impulsa a realizar la actividad, el conocimiento permite mejorarla. En definitiva, el talento y el conocimiento son complementarios, ya que el talento es una habilidad que podemos aprovechar al máximo para crear conocimiento y gestionarlo. Es decir, éste ultimo no puede desarrollarse sin que exista una aptitud, talento o habilidad.

Constancia:

El talento se materializa en acciones. Se necesita tiempo, esfuerzo y muchas repeticiones para crear un nuevo hábito. Para esto no queda otra alternativa que ser contante, esa es la única manera de poder desarrollar nuestro talento. Por ello, es necesario tener un plan de acción para que nos veamos “obligado a repetirlo”.

Para crear un hábito debemos repetir un patrón, para que el cerebro cree las conexiones neuronales implicadas. Una vez que el cerebro establece la conexión, la acción se iniciará siempre que aparezcan los estímulos, y luego, sin mucha atención, se convertirá en una respuesta automática. Como lo resume Larry Bird, uno de los mejores jugadores de la historia de la NBA: “es curioso, cuanto más entrenamos, más suerte tenemos”.

Recursos:

Necesitamos recursos en tiempo y en medios para poder formarnos y desarrollarnos. Las intenciones siempre son buenas, pero si no tenemos posibilidades para conseguirlo, será difícil que alcancemos resultados extraordinarios. Sin duda un gran jugador de fútbol, que tiene motivación, sabe cómo jugar a la pelota y es constante, no llegará a ningún lado si no tiene una pelota y un lugar donde practicar.

En resumen, la fórmula perfecta para desarrollar nuestro talento es: motivación + saber cómo aplicarlo + constancia + recursos.

Comentarios