4 tips para romper la inercia y tener una vida más sana y activa

tips_para_romper_la_inercia_y_tener_una_vida_más_sana_y_activa

La mayoría de las personas nos planteamos habitualmente comenzar una vida más sana y activa o al menos tenemos conciencia de la importancia de tener una rutina más saludable. Sin embargo, junto con este pensamiento, siempre hay excusas como “no tengo tiempo”, “mañana empiezo” o “es que estoy buscando algo que se ajuste a mi”, entre otras, como si intentásemos sabotear la idea de llevar una estilo de vida más sano.

Lo cierto es que en nuestro país, las cifras nos muestran que la población está cada día alimentándose y viviendo peor.  Un 74% de los chilenos tiene exceso de peso, de acuerdo a la última Encuesta Nacional de Salud, y además estamos cada vez más estresados, mal alimentados y vamos sumando a nuestras vidas hábitos nocivos para la salud.

Y es que cuando se trata de cambiar hábitos y mantenerlos en el tiempo, no es de un día para otro. Por eso, te entregamos 4 tips para romper la inercia y comenzar a tener una vida más sana y activa:

  1. Conecta tu cuerpo con tu mente: la mayoría de nuestros actos son robóticos, los hacemos sin pensar mucho y porque son parte de nuestra rutina diaria. Sin embargo, este actuar nos impide escuchar lo que realmente el cuerpo necesita. Hazte consciente, conecta tu cuerpo y tu mente y así podrás darle lo que necesita.

  1. Proponte metas alcanzables, una a la vez: uno de los principales errores es intentar hacer todos los cambios juntos, pues esto conduce a la frustración y al abandono de los intentos por estar más saludable. Identifica los cambios que debes hacer y selecciona uno, establece una fecha para lograrlo y una vez que lo hagas, elige otro nuevo. 

  1. Parte por una vida más activa: pasar del sedentarismo a una rutina diaria de ejercicios se hace difícil o a veces es solo un impulso del momento que a los pocos meses termina. Parte por moverte más en tu vida diaria, bajarte antes de la micro o el metro, estacionar más lejos el auto, usar las escaleras y salir a caminar. Poco a poco harás tu vida un poco más activa y necesitarás hacer algún deporte. 

  1. Busca apoyo: no te guardes el interés por estar sanos solo para ti, cuéntale a tu familia y amigos, para que te apoyen y animen día a día a no ceder ante las tentaciones. Si alguien se suma e intentan juntos seguir el camino saludable, mejor aún.

Intenta internalizar estos consejos y, sin duda, tu estilo de vida irá migrando a uno mucho más activo y saludable.

Comentarios