Todo lo que debes saber de la reforma del sistema de pensiones

Todo_lo_que_debes_saber_de_la_reforma_del_sistema_de_pensiones_

No es una novedad en el país la discusión por las pensiones. Años llevan los chilenos manifestándose y poco a poco han comenzado a gestarse nuevos cambios al sistema previsional en nuestro país. Este año, el Presidente de la República, Sebastián Piñera, ha anunciado cambios estructurales a este sistema y aquí te contamos de qué se tratan.

Por todos es sabido que en Chile las pensiones son bajas, que existen personas con grandes lagunas previsionales, y que los independientes se ven afectados al igual que las dueñas de casa por no cotizar o hacerlo de manera intermitente. En este contexto, han surgido movimientos como No+AFP, que representan a todos aquellos que se ven afectados por las bajas pensiones y a través de ellos se piden cambios estructurales a este sistema previsional.

No obstante, el sistema de pensiones es uno de los ejes prioritarios del actual Gobierno, el cual ha trabajado en las claves de la reforma a éste. Se trata de un tema complejo, por lo que a continuación te explicamos de manera simple aquellos aspectos que considera la reforma:

  • Pilar solidario: es un beneficio económico que otorga el Estado a los pensionados de menores ingresos que busca aumentar su ahorro. Esto se logra a través de un subsidio para las cotizaciones, aportes para aumentar el monto final de la pensión e incluso otorgando una pensión a quienes no ahorraron para ella. En esta reforma proponen aumentarlo en un 42%, partiendo con un 10% el primer año y así subirlo gradualmente, esto, con fondos fiscales.
  • Pensión Máxima con Aporte Solidario (PMAS): es el valor de la pensión base sobre el cual no se tiene derecho a recibir el Aporte Previsional Solidario de Vejez (APS Vejez). Con la reforma, buscan subirlo en un 15% pasando de $309.000 a $355.000 aproximadamente, por lo tanto, quienes reciban un monto menor a $355.000 en su pensión, tendrán el derecho al APS Vejez.
  • Bono permanente para la clase media: este es un beneficio para quienes, habiendo cotizado en su vida, tienen una pensión muy baja. Para recibirlo se deben cumplir ciertos requisitos. Algunos de ellos son: tener un mínimo de 16 años de cotizaciones para las mujeres y 20 para los hombres y una pensión máxima de 30 UF, es decir, unos $870.000. Aún no se anuncia el monto de este bono.
  • Aumento en la tasa de cotización: subirá de un 10% a un 14% en un plazo de ocho años. Este aumento será por cargo del empleador.
  • Aumento en la competencia de AFP: buscan generar más competencia en la administración de fondos previsionales, apuntan a entidades sin fines de lucro, como las cajas de compensación. Además, quieren potenciar la libertad de elección de las personas.
  • Incentivos para postergar la edad de jubilación: a quienes se interesen por seguir trabajando después de su edad de jubilación, se les permitirá retirar previamente una parte del fondo que hayan ahorrado, esto, una vez al año, sin afectar profundamente su pensión total.
  • Seguro de dependencia: para aquellos pensionados que por pérdida de capacidades intelectuales o físicas no pueden valerse por sí mismos, se implementaría de manera gradual un aporte monetario como apoyo.
  • Lagunas previsionales: para quienes puedan tener futuras lagunas previsionales, proponen financiarlas con lo que está acumulado en el actual Fondo de Cesantía Solidario.

Dentro de otras propuestas para la próxima reforma a las pensiones no se descarta, además, la creación de una AFP estatal, o eventualmente, incorporar entidades públicas como el Instituto de Previsión Social o el Banco Estado. Además, se prometió incluir a los trabajadores independientes y a las Pymes en el sistema previsional y de protección social.

Comentarios